jueves, 28 de abril de 2011

Beatificación de Juan Pablo II

Un Beato es un difunto que mediante el proceso de Beatificación ha sido nombrado así por el Papa en nombre de la Iglesia Católica. El Beato puede ser venerado en público en una región determinada, generalmente la región que pidió su Beatificación. El término Beato significa Bienaventurado en latín, aludiendo a la creencia de que esa persona ya está gozando del Paraíso.

La consideración de Beato constituye el tercer paso en el camino de la Canonización. El primero es Siervo de Dios, el segundo Venerable, el tercero Beato y el cuarto Santo. Vulgarmente, también se conoce como Beato a la persona muy apegada a las ceremonias religiosas.

El Proceso de Beatificación declara que un difunto ha vivido una vida de Santidad, y ha realizado uno o varios milagros después de su muerte o martirio, tras el estudio de la biografía y evidencias del milagro atribuido al mismo, por parte de un grupo de científicos (católicos y no católicos) y teólogos. Si el caso es aprobado, el candidato es declarado Beato.

El 13 de Mayo de 2005, se dio formalmente por iniciado el proceso de Beatificación de Juan Pablo II. Para ello, el Papa Benedicto XVI concedió el 28 de Abril dispensa del plazo de 5 años de espera después de la muerte requerido por el Derecho Canónico para iniciar el proceso de Beatificación, tal como hizo el mismo Juan Pablo II con el proceso de beatificación de la Madre Teresa de Calcuta.

El 2 de Abril de 2007, dos años después de su muerte, concluyó la Fase Diocesana del Proceso de Beatificación, reuniéndose todos los testimonios sobre su vida y los presuntos milagros, destacándose el de la monja francesa Marie Simon Pierre, quien asegura que se curó de la enfermedad de Parkinson gracias a la intercesión del Pontífice, que había fallecido dos meses antes.

En una misa que se celebró en la Plaza de San Pedro el mismo día, el Papa Benedicto XVI aseguró que el proceso avanza «con rapidez». En tal fecha, finalizada la primera fase de su Proceso de Canonización, le fue concedido el título de «Siervo de Dios».

El 19 de Diciembre de 2009, Benedicto XVI lo declaró «Venerable». Un milagro atribuido a su intercesión fue analizado y considerado inexplicable según la ciencia, por lo que tras diversas reuniones, el Papa Benedicto XVI autorizó la Beatificación de Juan Pablo II en Enero de 2011. La Ceremonia de Beatificación está programada para el 1 de Mayo de 2011.


Juan Pablo II: Semblanza


¿Qué es la Beatificación?


El Tercer Secreto de Fátima

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada